COQUETEANDO CON LA HIPERINFLACIÓN

Foto: El Economista.

La tasa de inflación no puede ser creciente indefinidamente. Es muy peligroso juguetear con la inflación.

La emisión monetaria está descontrolada. Aun cuando el Tesoro Nacional no le pida plata al Banco Central, para evitar el financiamiento monetario del déficit fiscal, la emisión crece igual.

Lo hace por los intereses de las Leliq. Para tener una idea de magnitud, las Leliq generan intereses mensuales que cada 3 meses equivalen a la base monetaria, es decir, la cantidad de billetes y monedas que el Banco Central emitió.

Obviamente que esos intereses de la Leliq no se convierten en base monetaria, porque si no la tasa de inflación sería mucho más alta de lo que es, sino que se convierten en más Leliq.

Pero más Leliq generan más intereses por lo tanto hacen falta más Leliq para que los mayores intereses no se conviertan en base monetaria, por lo que se trata de una enorme bola de nieve de emisión monetaria que crece sola.

Para que esta bola de nieve no explote se necesita tasas de inflación crecientes para que licúe parte del crecimiento.

Por esta razón, controlar la tasa de inflación requiere, como condición necesaria, aunque no suficiente, controlar el crecimiento de las Leliq porque lo que hoy controla su crecimiento explosivo es la tasa de inflación creciente.

27 septiembre de 2023. THOMAS Tomás.

Fuente: El Economista, 5,33 Hs.


Warning: implode(): Invalid arguments passed in /home/nestordelgiorno/public_html/wp-content/plugins/facebook-pagelike-widget/fb_class.php on line 42